Síguenos:

Anuario 2012: Criadero Tamaya, con amor desde el norte

Autor: Héctor Uribe Delgado
Aníbal Astorga representó a la Asociación Limarí en el Anuario de los Criadores 2012.

- Reportaje recopilado de la sección de las Asociaciones del Anuario de la Federación Criadores de Caballos Raza Chilena de 2012.

En las cercanías de Ovalle nació hace casi 40 años el Criadero Tamaya, nombre que da honor justamente a un cerro que será clave en las características de los ejemplares que allí han nacido bajo la mano del criador Aníbal Astorga, quien gracias a su labor como socio y como criador, fue destacado por la Asociación Limarí.

Es el propio Astorga quien cuenta con orgullo parte de lo que fue y de lo es el criadero en la actualidad, sobre todo haciendo hincapié en un ejemplar.

"Hace unos 30 años que le puse así por un cerro que hay acá. El amor por los caballos me lo heredó mi papá. El tenía sus caballos, pero no era corralero, aunque siempre me dijo que tenían que ir muy de la mano la funcionalidad con la morfología, que es lo que se hizo hasta 2004, cuando él murió, y de ese resultado salió la yegua Melodía, hija del Maulero, y que llegó a estar en el ranking, algo que para nosotros es un orgullo, porque criar acá en el norte no es fácil", dice Astorga, quien apuesta por una crianza dura, en el campo, lejos de las comodidades de una pesebrera.

"Tengo un campo en la Cordillera de la Costa, donde este año tuve a las hembras. Y en la Cordillera también los tengo en el campo de un amigo”, cuenta apostando por un caballo fuerte de piernas, funcional y morfológicamente atractivo, tal como le enseñó su padre.

Y esa enseñanza parece haber sido captada plenamente por Astorga en el Tamaya.

"Nosotros no estamos en competencia, porque los mejores caballos que hacemos son comprados. Lo más alto fue la Melodía, pero a los clasificatorios deben haber llegado más de 10 ó 12 caballos criados por mí. A mí me gusta andar y arreglar, mi hermano Rodrigo es el que de repente sale a correr", comenta Astorga, quien en la actualidad sigue criando con el objetivo de mejorar la raza en términos de resistencia a zonas más bien complicadas geográficamente.

"Me los compran chúcaros, criados en la Cordillera, porque creo harto en la resistencia. Las yeguas que vendó por lo general son bien chúcaras, que vienen de la cordillera, por lo que son de mucha rusticidad y resistencia, características que da la crianza en las zonas altas", explica.

Rodeo Accesos Directos

Criadores Accesos Directos

Desarrolado por Agencia PM Digital