Síguenos:

Sergio Sagüez, un agradecido de la vida y del Caballo Chileno

Autor: Héctor Uribe Delgado
Revisa esta nota del Anuario 2013 de los Criadores.

- Reportaje recopilado de la sección de las Asociaciones del Anuario de la Federación Criadores de Caballos Raza Chilena de 2013.

Nacido y criado en el Norte Chico, don Sergio Sagüez se las ingenió a lo largo de su vida para mantener en pie su amor por el Caballo Chileno y por el rodeo a través del Criadero San Nicolás.

Don Sergio nació en Montegrande y según recuerda, ahí nació su amor por los mancos. "Iba a la escuela en Pisco Elqui en un caballo chilote, que estaban en la hacienda donde trabajaban mis padres. Ese fue el comienzo, porque a los 20 años ingresé al Banco Estado, y como tenía nociones del trabajo en el campo, fui nombrado inspector de prenda, algo así como técnico agrícola, lo que volvió a encender mi cariño por los caballos, que siempre los tuve alojados en mi mente", cuenta Sagüez.

Dice que sus labores bancarias lo acercaron -en esos caprichosos caminos de  la  vida- de nuevo con los caballos. "Fui conociendo a agricultores de la zona, Víctor Varela y Roberto Vergara. Este último me prestó el caballo Gran Calafate para que corriera en Vallenar y parece que mi debut fue auspicioso, porque de regreso me regaló el caballo y todavía estoy corriendo, y ya van más de 50 años", cuenta entre risas.

Dice que ahí comenzó a criar caballos propios. "Compré un potro, el Arriero, de la línea del Resongón y también compré la Salteadora, que venía preñada del Pajonal. Esta yegua medio una cría, la Gratuita, que fue la base de mi criadero. Tuve también el Capuchino que me dio tremendas satisfacciones en el rodeo y la rienda, y tuve la suerte de que ganaba donde competía”, dice con orgullo. Y ese orgullo se agranda cuando se da cuenta de que la semilla quedó sembrada en hijos y nietos.

"Tuve la suerte de de-jar huella en mis hijos Francisco y Nicolás, y en mi nieto Francisco, quien con Jaime Carvajal llegaron el año pasado al Champion siendo los únicos en 2012 en lograrlo de todo el norte", dice.

Y no sólo le infla el pecho, porque dice que es de los pocos que hace la pega completa en la crianza. “El criadero mío es pequeño, pero llegué a tener caballos muy buenos, y lo mejor es que eran criados por mí, arreglados por mí y corridos por mis hijos... Lo he hecho todo, desde ponerle la yegua al potro hasta salir a correr", explica.

"El criadero está en plenamente funcionamiento y toda esta historia me tiene orgulloso. Soy un agradecido de la vida, y con 86 años me mantengo vigente, y lo mejor es que la semillita está sembrada", remata antes de darse un tiempo de contar una anécdota.

"Me fui a Ovalle a trabajar y había una casa muy grande con un tremendo patio, y  yo andaba con mis caballos para todas partes, y los metí, pero un buen día una vecina reclamó, porque escuchaba relinchar un potro y un funcionario municipal me fue a reclamar, y justamente al frente de esa casa estaba el Teatro Centenario, así es que cuando pasaban películas en el cine de cowboys, se escuchaba el relincho y ahí relinchaba el mío también", cuenta.

N. de la R.: Don Sergio falleció en octubre de 2013, pocos meses después de publicada esta nota.

Rodeo Accesos Directos

Criadores Accesos Directos

Desarrolado por Agencia PM Digital