Síguenos:

Anuario 2014: Criadero Ña Lala se la juega por la crianza en el Norte

Autor: Héctor Uribe Delgado
Mauricio Mondaca representó a la Asociación Limarí en el Anuario de los Criadores 2014.

- Reportaje recopilado de la sección de las Asociaciones del Anuario de la Federación Criadores de Caballos Raza Chilena de 2014.

El norte chileno y las dificultades que imponen su clima y la sequía no son obstáculos para que el caballo siga siendo protagonista y prueba de ello es el Criadero Ña Lala, el cual tras 25 años sigue criando y apostando por ejemplares con características más rústicas.

Es así como las define su dueño, Mauricio Mondaca Bou, quien da cuenta de la historia del criadero y de cómo han ido superando las complicaciones propias de la zona.

"En 1988 se forma con las primeras yeguas. Esto viene de una tradición familiar, por mi padre y por mi madre, por la familia Bou, que nos hereda el amor por el rodeo y por el caballo chileno. Llegaron la Alameda, la Sombra, con las cuales llegamos al Nacional de Rodeo junto a Mario Valencia, quien estuvo por más de 15 años con nosotros, y de ahí poco a poco fuimos creciendo. Llegó el potro Copihue, el Chaguarú, y fuimos adoptando la base del Curiche Salteador, del Rigor, del Potrerillos y ahí se fue  mezclando  con  sangres del Taco y el Estribillo, de todo un poquito", cuenta.

Y Ña Lala tiene una característica especial. Apuesta por caballos rústicos, que sean firmes y aguantadores, sobre todo, pensando en la geografía de la zona del Limarí.

"Buscamos caballos huesos firmes, veloces, rústicos para la zona donde estamos, porque acá es más duro el piso, así es que tienen que ser muy duros de uña. El Rigor es un poco más delicado, pero el Salteador te da eso: más rústico, más pegador, así es que esa es nuestra base", cuenta Mondaca, quien debido a la sequía ha debido achicar su corral.

"En la actualidad el criadero se ha achicado un poco por el problema de la sequía, con el cual ya llevamos varios años, así es que estaba complicado el tema de la riega en los pastos. Sí estamos tenemos unas 10 yeguas en reproducción, y trabajando caballos nuevos que están por salir al rodeo. Luego de que Mario Valencia se fue a Valparaíso, vendimos muchos caballos justamente a esa zona, y varios de ellos llegaron al Nacional, como el Estafado y el Ruiseñor con Fernando Raffo. El Ocurrente y el Pintoso también  hicieron buenas campañas, y llegamos a tener entre 80 y 100 caballos. Ahora seguimos, pero más chicos, siendo la clave el tema de la sequía

"En estos momentos estoy trabajando harto con mi hijo (Mauricio), y él es el que me ayuda en el arreglo de los caballos. Y es una motivación tenerlo, porque hay alguien que va a continuar con el criadero. Se le ve entusiasmado con la crianza y con los rodeos", cuenta orgulloso.

Rodeo Accesos Directos

Criadores Accesos Directos

Desarrolado por Agencia PM Digital