Síguenos:

Federación de Criadores  de Caballos Chilenos Fedetración del Rodeo Chileno
Caballo y Rodeo Portal oficial de la Federación Criadores de Caballos Raza Chilena y la Federación Deportiva Nacional del Rodeo Chileno

La destacada historia de Edgardo Tapia en el Rodeo en Chiloé

Autor: Héctor Uribe Delgado
El socio de Club Dalcahue recibió el Premio a la Trayectoria en la isleña asociación.

Oriundo de Nogales, en la Región de Valparaíso, y asentado ya hace varios años en la Isla Grande, don Edgardo Tapia Zamora fue distinguido en la Cena de la Asociación Chiloé con el Premio a la Trayectoria merced a una dilatada carrera como peticero y luego como arreglador.

Él dice que no lo merece, pero a la hora de resumir su gran carrera, queda claro que es más que meritorio lo hecho por este socio del Club Dalcahue.

"Pienso que quizás no me lo merecía, porque uno siempre cree que hay personas con más méritos que uno, y en esta ocasión me tocó a mí, así es que agradecido", dijo Tapia en diálogo con Caballoyrodeo.cl

Don Edgardo nos contó parte de su trayectoria: "Yo llegué acá a Chiloé en 1999 a trabajar con don Héctor Ulloa, en el Criadero Los Radales, y hasta la fecha me quedé por acá. Yo soy nacido en Nogales, en la Quinta Región, y de familia corralera, y me vine en 1988 a trabajar como peticero con don Aquiles Guzmán, que es hermano de don René 'Oco' Guzmán, y estuve un par de años. Después estuve en el Criadero Las Violetas, también como ayudante, con don Loli Cardemil", narró.

"Después me fui a trabajar al Criadero Las Cañitas, del fallecido Tito Gadicke, también ayudante de arreglador de Mauricio Tapia, y ahí fui aprendiendo. Después llegué a Chiloé. Yo tengo un pariente, Mauricio Ordóñez, quien me recomendó con Héctor Ulloa. Luego me retiré de ahí y ahora estoy trabajando con los caballos de mi suegro, don Gabriel Ruiz, así es que siempre satisfecho", añadió.

"Hoy trabajo por las mías, y la posibilidad de haber trabajado de peticero creo que fue lo mejor que pudo haber pasado para entender este cuento, porque hoy hay personas que trabajan uno o dos años como ayudante de arreglador, y ya es arreglador, pero yo empecé de abajo y hubo un aprendizaje largo. Yo soy de familia corralera y mi papá fue amansador, de hecho, amansó la yegua Ricachona, que después la compró Santa Isabel", explicó.

Tapia dice estar orgulloso por esos logros: "Son hartos años así es que uno agradece este premio. Como le digo, yo empecé de abajo y paso a paso, porque uno nunca termina de aprender", comentó.

Sobre el momento que vive Chiloé a nivel corralero, Tapia aseguró que "acá no hay nada diferente, porque los viejos se han ido armando de buenos caballos, de buenas sangres, y de buena clase, así es no está tan difícil la cosa. Ha ido mejorando harto, hay buenos amansadores y eso hace las cosas más fáciles".

Y no conforme con eso, Don Edgardo dice que se puede morir tranquilo por dos cosas: "Formé mi criadero, es pequeño, pero me ha servido para armar algo lindo, y haciéndolo a nuestro gusto. Además, le cuento que en 2004 tuve la oportunidad de correr la rienda en Rancagua, y fue bien lindo estar ahí. Después no he vuelto, porque usted sabe que es complicado encontrar un caballito para la rienda. he movido, pero es difícil".

Rodeo Accesos Directos

Criadores Accesos Directos

Desarrolado por Agencia PM Digital